Lifting Facial

CIRUGÍA PLÁSTICA Y ESTÉTICA

¿En qu é consiste?

El Lifting, también conocido como estiramiento facial, es una intervención que mejora los signos visibles del envejecimiento en el rostro y el cuello.

Esta cirugía “retrasa el reloj, pero no lo para”, es decir, mejora el aspecto de la piel, pero no detiene el proceso natural de envejecimiento. La duración del resultado varía según cada paciente.

Técnicas empleadas

El Lifting es una cirugía individualizada para cada paciente, como todas las intervenciones de cirugía estética. El resultado dependerá del tipo de piel, la estructura ósea y la edad. Cuanto más joven sea el/la paciente la intervención será menos extensa (Mini-lifting) y las cicatrices más pequeñas.

Las cicatrices suelen ir escondidas en el pelo o en pliegues naturales (por delante y detrás de la oreja, debajo del mentón) y al cabo de menos de 1 año apenas serán visibles.

No solamente se elimina la piel sobrante, sino que también se recolocan y “estiran” los músculos, flácidos y envejecidos, de la cara y el cuello.

Operación y anestesia

Con el fin de ofrecer todas las garantías de seguridad durante la intervención, las operaciones realizadas por el Doctor Andrés Ramos se hacen en la Clínica Nuestra Señora de la Salud (en Cádiz).

Allí el paciente no sólo estará atendido en el quirófano por todo el equipo de profesionales del Doctor Ramos, sino que además, tras la intervención, se verá arropado por todo el personal de la clínica.

La estancia en el hospital será de 1-2 días, dependiendo de la extensión de la intervención.

La intervención tiene una duración de, aproximadamente, entre 1-3 horas, dependiendo de la gravedad del envejecimiento, y se realiza con anestesia general, para asegurar que el paciente no sufra ningún dolor durante la misma.

Postoperatorio

El postoperatorio no suele ser doloroso. Las molestias que aparecen suelen ceder bien con los analgésicos habituales.

Durante los primeros 10-15 días habrá edema (inflamación) de la cara.

Se deberán evitar movimientos violentos de cara y cuello en las primeras 2-3 semanas. Después de 3-4 semanas, aunque haya algo de edema, el aspecto será muy satisfactorio, y el paciente retornará a su vida normal.